Resistencia de mujeres Afrocolombianas

En este episodio de Futuros Radicales Ahora entramos en conversación con Luz Marina Becerra, lideresa de AFRODES y la COMADRE de AFRODES, sobre experiencias de lxs Afrocolombianxs, la opresión por parte del Estado, y su resistencia. Este episodio está presentado por Marcos Ferguson Morales, y editado por Marcos Ferguson Morales y Paige Chung

In this episode of Radical Futures Now we discuss with Luz Marina Becerra, leader of AFRODES and la COMADRE de AFRODES, about the Afrocolombian experience, State oppression, and their resistance. This episode is cohosted by Marcos Ferguson Morales, and edited by Marcos Ferguson Morales and Paige Chung.


Transcripción en español:

Marcos
Para empezar la conversación me gustaría que me comentaras ¿Quién te inspira a hacer el trabajo que haces?

Luz
Bueno la injusticia social, las desigualdades estructurales, las brechas de racismo, de discriminación, las desigualdades sociales, las inequidades de género, el conflicto armado cómo ha afectado de manera desproporcional al pueblo negro y especialmente a las mujeres es lo que me hace hacer parte de estas luchas del movimiento social afrocolombiano.

Marcos
Y pues por supuesto que esta brecha es muchísimo más fuerte para las mujeres afrocolombianas que para los hombres, ¿Nos puedes platicar un poco del conflicto armado en Colombia para los que no están tan familiarizados con eso?

Luz
Bueno podríamos decir que Colombia ha sido un país que históricamente ha estado en guerra desde su creación, desde la lucha por la independencia y digamos que ese conflicto siempre ha pervivido pero que simplemente se transforma o se dan nuevas dinámicas pero el conflicto siempre ha estado y digamos que se recrudece un poco más en 1948 con el asesinato de un líder, de un candidato a la presidencia, Jorge Eliezer Gaitán, allí entonces se genera una guerra entre los partidos, digamos que eran como los dos partidos que se existían en ese entonces, el partido liberal y el partido conservador, liberales matando conservadores y conservadores matando liberales y digamos que desde ese entonces se recrudece mucho más la violencia en nuestro país, muchas personas desplazadas de sus diferentes territorios, muchas personas asesinadas.

Luego se crea la guerrilla, las guerrillas se crean pues con la ideología de luchar por los derechos del pueblo, buscar esa igualdad en el tema de la repartición de tierras donde las personas campesinas, negros e indígenas también pudieran tener tierras y entonces desde allí se empieza pues otras dinámicas de violencia en el país pero luego más adelante se crean los grupos paramilitares que supuestamente se crean para combatir a la guerrilla y empieza a haber enfrentamientos entre estos grupos armados pero siempre la población civil es la que más afectada resulta siempre porque se encuentra en medio del fuego cruzado, luego digamos que en 1993 se da la Ley 70, es esa ley para comunidades negras que reconoce unos derechos étnicos territoriales de las comunidades, se reconocen unos derechos especialmente el derecho al territorio y pensábamos que con esta ley pues ya la población negra iba a tener libertad en sus territorios, íbamos a ser dueños de los territorios porque con esta ley lo que justamente se permite es titular ya de manera legal las tierras, los territorios de comunidades negras de manera colectiva y se hace de una manera colectiva, una manera de protegernos entre nosotros de mantener nuestras culturas, nuestros usos y costumbres, de blindarnos digamos como pueblo, como comunidad y pensábamos pues que ya íbamos a poder vivir tranquilos en nuestros territorios sin violencia, sin que las multinacionales y transnacionales y compañías nacionales entraran a los territorios nuestros a explotar los recursos naturales que poseemos pero desafortunadamente no fue así, se empiezan a dar una ola de desplazamientos en la medida que iban titulando las tierras nuestras que se iban dando esos títulos colectivos, en algunos municipios, corregimientos y veredas se iban dando también los desplazamientos forzados porque estos grupos, sobre todo los grupos paramilitares y guerrilla, enfrentándose entre ellos por la disputa de nuestros territorios pero también los grupos paramilitares sembrando el terror en nuestras comunidades digamos con la única excusa que tenían en ese momento de declarar a las comunidades como objetivo militar y digamos que se empieza a dar una ola de desplazamiento muy fuerte, eso hizo que en 1999 se creara AFRODES (La Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados) y surge AFRODES para hacer visible toda esta problemática del conflicto armado con el pueblo negro y exigirle al Estado diseñar, implementar políticas públicas que atiendan estas afectaciones desproporcional al conflicto armado en la vida de los pueblos y comunidades negras y especialmente en la vida de las mujeres, porque las mujeres las mujeres, su cuerpo empezó a ser instrumentalizado en el marco del conflicto armado como botín de guerra, de allí que muchas mujeres fueron víctimas de abuso sexual, de tortura y digamos que de esa manera también el conflicto armado afecta de manera desproporcional y diferencial a las mujeres negras por la hiper-sexualización que se ha hecho del cuerpo de la mujer negra por los imaginarios racistas, sexistas y clasistas sobre el cuerpo de la mujer negra, entonces pues muchas afectaciones, todavía hay muchas mujeres que no se atreven a documentar su caso ni a denunciar porque no sienten garantías para hacerlo.

Desde el proceso de AFRODES creamos la Coordinación de Mujeres Afrocolombianas Desplazadas en Resistencia cuyas siglas es la COMADRE y la creamos para hacer visible todas las afectaciones diferencial y desproporcional del conflicto armado en la vida de las mujeres negras y desde allí empezamos a hacer visible toda esta problemática en los diferentes escenarios y a exigirle también al Estado el diseño de políticas públicas que atendieran estas afectaciones diferenciales por todo el tema de la interseccionalidad por nuestra condición étnica, de género y ser víctimas del conflicto, en ese sentido empezamos a hacer un ejercicio desde el 2006 de documentación de violencias basadas en género, especialmente la violencia sexual y a la fecha hemos detectado cuatro ciento cincuenta casos de mujeres negras víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado y esos casos documentados y además de unos informes que entregamos a la corte constitucional le dieron luces a los magistrados de la corte para emitir algunos autos donde le ordenan al gobierno diseñar programas de protección para las mujeres desplazadas en Colombia y especialmente para las mujeres negras e indígenas.

Marcos
Bienvenides al podcast de la zona radical hoy nos acompaña Luz Marina Becerra para hablar sobre la organización AFRODES y las experiencias de les afrocolombianes, bienvenida Luz.

Luz
Muchas gracias Marcos

Marcos
Gracias Luz.

Luz Marina Becerra ha sido líder del movimiento social afrocolombiano desde el 2001, actualmente es secretaria general de la Asociación Nacional de Colombianos Desplazados (AFRODES) y también ha sido presidenta y representante legal en años anteriores

Luz es organizadora de movimientos para mujeres afrocolombianas que han sido víctimas del conflicto armado, lo cual llevó a la coordinación de mujeres afro desplazadas en resistencia o la COMADRE de AFRODES y en 2019 fue nominada a la mujer colombiana del año y pues si nuevamente muchísimas gracias por estar con nosotros.

Me podrías platicar un poco sobre ¿Qué está pasando en dónde estás?

Luz:
Bueno yo estoy radicada en la ciudad de Bogotá pero claro me toca moverme a los diferentes territorios donde la organización tiene presencia porque somos una organización a nivel nacional con presencia en 23 municipios del país y digamos que por el trabajo nos toca movilizarnos a todos esos territorios a generar espacios de encuentro y de construcción colectiva con nuestras comunidades pero yo vivo en Bogotá que es la capital de Colombia, donde tuve que radicarme después del desplazamiento forzado

Y en este momento ¿Qué está pasando acá? digamos que nosotros hoy con el marco de la pandemia del COVID-19 estamos diciendo que el COVID simplemente ha sacado a flote las brechas de desigualdades, esas brechas estructurales de racismo y discriminación racial en las que históricamente hemos sido afectados como pueblo, como comunidades y el COVID lo que ha permitido es sacar a flote todas esas situaciones y profundizar mucho más esas brechas de desigualdades, entonces hoy nuestras comunidades en Bogotá donde viven en diferentes localidades están pasando por situaciones críticas de hambre, la pobreza se ha agudizado, la mayoría de la población afrocolombiana desplazada vive de la economía informal, de la venta ambulante, del rebusque del día a día, no son personas capitalizadas con cuentas bancarias, ni siquiera tienen cuentas bancarias y estar hoy acatando las recomendaciones del Gobierno Nacional con respecto a las medidas de aislamiento, del quedarse en casa eso está afectando muchísimo más la situación de nuestra población y especialmente a las mujeres porque la mayoría son jefas de hogar, entonces hoy las mujeres están aguantando hambre con sus familias, hoy tienen dificultad, si antes la situación de salud era grave hoy es muchísimo más grave, muchas mujeres están muriendo de las enfermedades tradicionales como el cáncer, la tensión arterial y muchas otras enfermedades que no están siendo hoy atendidas porque hoy se está atendiendo solamente a las personas que tienen contagios con el virus, con el COVID pero tampoco hay un trato igual con respecto a la atención del COVID en relación a nuestras comunidades y digamos comparándolas con el resto de la población en Colombia, digamos que también se han vivido problemas de desalojo, a algunas personas las han sacado obligatoriamente de las casas donde habitaban porque no tienen como pagar un arriendo porque no están generando ingresos, digamos hay dificultad también para hacer a los servicios públicos como agua y luego otros servicios básicos y nos preocupa que justamente parte de las recomendaciones o el protocolo de bioseguridad que se ha definido para evitar el contagio con el COVID es el lavado de manos permanente cuatro y cinco veces al día pero resulta que muchas de nuestras comunidades carecen de servicio de agua y al no tener servicio de agua pues es difícil poder lavarse las manos de manera permanente como lo está demandando el Gobierno, eso hace que para nuestras comunidades la situación de contagio sea mucho más difícil, estén más vulnerables a contraer el virus.

Por otro lado las condiciones de hacinamiento en las que vive nuestra población también es difícil porque encuentras familias de… las familias nuestras son extensas y encuentras familias de ocho, nueve, diez personas viviendo en unas casas muy pequeñas, eso no permite que hayan medidas de aislamiento como lo viene promoviendo el Gobierno, por otro lado las condiciones emocionales y psicológicas son bastante fuertes en las que están las mujeres negras hoy en Colombia, las condiciones de estrés, de depresión, de ansiedad digamos por lo que genera, digamos las medias de aislamiento y al no poder generar ingresos para satisfacer sus necesidades básicas, esto ha llevado al incremento de suicidios, sobre todo en los jóvenes afrocolombianos que por encontrarse aislados, encerrados pero también por estar viviendo la situación de pobreza y de hambre han llegado a tomar estas decisiones, a quitarse la vida, lo que más nos preocupa es que de manera permanente estamos mirando en los medios de comunicación  masivos de propuestas que está otorgando el Gobierno para digamos para abastecer las precariedades que está generando la pandemia pero desafortunadamente muchos de esos programas que están ofreciendo o que están mostrando de manera permanente en los medios de comunicación no están llegando a nuestra población, no están llegando a nuestras comunidades.

La mayoría de los programas están llegando a los empresarios para fortalecer sus empresas, pero no están llegando a las personas más necesitadas

Marcos
Claro, parece que el Gobierno está poniendo ciertas medidas, pero no está siendo consciente de las realidades que vive el pueblo afrocolombiano.

Entonces ¿Qué están haciendo ustedes como respuesta a este mal manejo por parte del Gobierno?

Luz
Bueno, nosotros hemos venido trabajando en varias direcciones, uno es en la articulación con organizaciones del movimiento social afrocolombianas, digamos una de esas articulaciones es el CONPA que es el Concejo Nacional de Paz Afrocolombiano.

Desde el CONPA venimos promoviendo una serie de acciones exigiéndole al Gobierno se destinen recursos que permitan atender las calamidades y todas las situaciones desproporcionadas que está generando el conflicto armado en nuestra población, en ese sentido hemos enviado cartas al Gobierno, cartas que no han tenido respuestas, a nivel internacional también hemos tratado de movernos para generar algún tipo de presión con el Gobierno pero sin respuesta, desde AFRODES pues nos hemos venido pensando, hemos tratado de reinventarnos para ver cómo atendemos estas situaciones de precariedad que está viviendo hoy nuestro pueblo, nuestras comunidades y desde el trabajo de las mujeres, de la COMADRE, estamos promoviendo iniciativas productivas que permita a las mujeres empoderarse económicamente o que permita generar algún tipo de condición para digamos avanzar frente a el hambre que hoy se está viviendo, entonces hemos identificado varias iniciativas productivas en varios territorios que están promoviendo las mujeres y estamos tratando de darle visibilidad a esas iniciativas productivas para ver cómo les buscamos de alguna manera con la solidaridad de las personas buscarle comercialización y en esa medida pues tratar de salirle al paso a la situación de hambre que hoy se está viviendo.

Frente al tema de la medicina, de la atención en salud pues hemos recurrido a nuestras prácticas de medicina ancestral y de ahí que muchas personas hoy para prevenir ser contagiadas del virus, pero de las que ya también han sido contagiadas del virus están utilizando mucho las hierbas, las hierbas medicinales nuestras que las hemos usado de generación en generación pero hoy justamente estábamos en un conversatorio, yo me desconecté para conectarme con usted, estábamos en un conversatorio con dos territorios y nos manifestaban que unos territorios han dado órdenes de cortar hierbas, de eliminarlas, para que la gente se sienta obligada a ir al hospital porque también el tema del COVID acá se ha vuelto un negocio en nuestro país, entonces la manera de obligar a la gente a ir al hospital es erradicando las hierbas, las que tradicionalmente nos han servido para curarnos.

Por otro lado, hemos tenido que acudir también frente a las situaciones psicológicas, emocionales, de estrés, de depresión y ansiedad en las que hoy se encuentran muchas de nuestras familias y especialmente las mujeres, estamos haciendo actividades de sanación desde nuestras prácticas, desde nuestra espiritualidad para evitar el suicidio también en muchas familias, entonces es como lo que hoy venimos haciendo pero también seguimos haciendo la incidencia frente a nuestras agendas históricas para que efectivamente ese amplio marco normativo que tenemos se implemente porque lo que estamos diciendo es: si ese marco normativo tan amplio que tenemos como pueblo, como comunidades negras se implementara seguramente la situación o los impactos de la pandemia en la vida de nuestras comunidades y de las mujeres negras no se sería tan difícil o tan macabro como está siendo en el momento.

Marcos
Que rabia que el Gobierno están prefiriendo tener el ingreso que realmente la salud que ya tenían pues con estas medicinas tradicionales.

Y bueno Luz ¿Podrías platicarme un poco sobre tu trayecto para convertirte en organizadora social y cómo eso condujo a la creación de AFRODES?

Luz
Bueno, digamos que en nuestros territorios de cierto tiempo digamos, más que todo como desde el 93 que se dio la ley 70 empezamos a ver digamos muy duro la violencia porque digamos ha habido otros contextos históricos en nuestro país en donde la violencia fue muy fuerte pero digamos que esta generación, mi generación en ese entonces éramos muy chiquitos pero luego ya crecimos y empezamos a ver todas esas dinámicas que empezó a generar la guerra en nuestros territorios y eso hizo que empezáramos a organizarnos,, a organizar a la comunidad pero también mirando pues la falta de voluntad política del Gobierno para atender la situación de nuestros pueblos y comunidades nos llevó a organizarnos para exigir o defender los derechos de nuestra población.

Digamos que, al darse todos estos desplazamientos forzados masivos de muchas comunidades de sus territorios, el encontrarnos en ciudades tan complejas como Bogotá que son ciudades muy grandes en donde la mayoría de la población son blanco mestizo y al encontrarnos con mucha gente negra deambulando por las calles sin un paradero fijo muchos desorientados, muchos sin saber, inclusive sin entender la lógica de las dinámicas de la guerra, sin entender por qué habían tenido que salir desplazados de sus territorios, eso nos obligó a algunos líderes y lideresas a sentarnos para discutir un poco la situación y todo lo que estaba pasando y desde ahí entonces se crea AFRODES que se crea el 1 de agosto de 1999 justamente ahorita este 1 de agosto cumplimos 21 años y se crea AFRODES entonces como lo decía en principio para hacer visible todas estas violaciones de derecho humanos de las que estaba siendo víctima la población negra en Colombia y exigirle al estado atención con enfoque diferencial que atienda digamos de manera diferencial todas esas afectaciones desproporcionadas al conflicto armado y de ahí entonces las mujeres de AFRODES nos dimos cuenta que la mayoría de las afiliadas éramos mujeres pero también nos dimos cuenta que nosotras vivíamos en unas situaciones particulares como mujeres, eso nos llevó en el 2002 a organizarnos y a crear la coordinación de mujeres, una coordinación horizontal al interior de AFRODES para ser visible esos impactos, no solamente desde una perspectiva étnica, sino que desde una perspectiva de género, entonces nos pusimos en la tarea y empezamos con el apoyo de una ONG ILSA a hacer un proceso de capacitación de empoderamiento de las mujeres como sujetas de derecho y tuvimos un año haciendo este proceso de capacitación, eso nos llevó a un año de capacitación a construir una agenda porque la capacitación lo que nos permitió fue identificar cuáles eran esas necesidades específicas que vivíamos como mujeres pero la idea era no solamente quedarnos en identificar las necesidades, sino plantear propuestas de solución a esas necesidades, entonces creamos la primera agenda política de las mujeres negras desplazadas como ese instrumento de interlocución entre las mujeres negra y las diferentes entidades del Gobierno pero también organizaciones no gubernamentales que atendían la problemática del desplazamiento forzado.

El primer proceso de negociación que nos tocó hacer fue al interior AFRODES donde convocamos a los directivos, les presentamos nuestra agenda política para que esa agenda fuera incluida en el plan estratégico de AFRODES y que el componente de género fuera un área importan te dentro del trabajo de AFRODES, efectivamente los directivos de AFRODES acogieron muy bien la propuesta y de ahí el tema de género y desde ahí el tema de género queda incluido dentro de las líneas de trabajo de la organización, luego en el 2006 nos propusimos hacer unos encuentros locales, hacemos cinco encuentros locales uno en Tumaco, uno en Buena Ventura, uno en Quitó, uno en Cali, uno en Cartagena y otro encuentro en Bogotá, seis encuentros locales o territoriales; el objetivo de ese encuentro era: primero socializar esa agenda que habíamos construido las mujeres de Bogotá, socializarla con el resto de las mujeres negras desplazadas en estos otros territorios para que fuera retroalimentada y fuera validada como es instrumento de interlocución entre las mujeres y las entidades que atendían la problemática del desplazamiento, el otro objetivo era hacer un análisis sobre la situación de derechos humanos de las mujeres afrocolombianas desplazadas y construir un informe para presentar también a organismos tanto nacionales como internacionales y el tercer objetivo era crear la coordinación  a nivel nacional, efectivamente logramos esos tres objetivos, se valida la agenda, construimos un informe y se crea la coordinación a nivel nacional que es la COMADRE.

Luego en el 2007 esos documentos que habíamos construido producto de esos encuentros, que también hicimos un encuentro a nivel nacional nos permitió en el 2007 cuando la corte constitucional como la máxima autoridad constitucional convoca una audiencia de mujeres desplazadas víctimas del conflicto armado pero también ONGs que hacían acompañamiento a las organizaciones de víctimas para discutir con los magistrados cuál era la situación en particular que están enfrentando las mujeres víctimas del conflicto armado, afortunadamente como mujeres de la comadre pudimos participar y expresar la situación, las afectaciones que no solamente vivíamos por ser mujeres, sino por ser mujeres negras, el tema del racismo y la discriminación racial que nos limita a gozar de los beneficios o de los privilegios que gozan otros grupos poblacionales de la sociedad, entonces pudimos expresar todas esas situaciones, cuáles eran los problemas de salud, educación , de vivienda, bueno toda esa problemática, entregamos el informe que habíamos construido, entregamos la agenda y esta información le dio luces a los magistrados para reconocer que por toda la interseccionalidad a las mujeres negras el conflicto nos afectaba de manera diferencial y desproporcional y en el 2008 emite un auto, el auto 092, que es ese auto que ordena, le ordena al Gobierno diseñar 13 programas que ayuden a resolver ese impacto desproporcional de conflicto en las mujeres desplazadas y dentro de los 13 programas ordena un programa de protección de los derechos de las mujeres afrocolombianas desplazadas, digamos que eso para nosotras fue un gran logro, lo único es que seguimos con los vacíos y con la tristeza que ya a 12 años que se emitió ese auto, el gobierno todavía no halla implementado esos programas.

Y de allí en adelante empieza el recorrido político de las COMADREs que luego empezamos a participar en diferentes audiencias, a presentar informes, a documentar casos de violencias basadas en género y violencia sexual, eso permitió hacer aporte a otros autos como el auto 098 que se emite en el 2013 donde la corte le dice al gobierno que debe diseñar un programa de protección para las mujeres lideresas defensoras de derechos humanos por una serie de ataques, de amenazas, persecuciones que empezamos a vivir por nuestro ejercicio de liderazgo, pero luego en el 2015 la corte emite el auto 009 que es ese auto que reconoce la violencia sexual como un crimen de lesa humanidad y le pide la corte al gobierno reparar de manera integral a las mujeres víctimas de ese delito de violencia sexual, ahí la COMADRE hizo un gran aporte entregando 150 casos a la corte, entregando un informe sobre la situación de violencia sexual que viven las mujeres negras y digamos sale un anexo reservado en este auto donde salen 450 casos, el 30 por ciento de estos casos son de las COMADREs de AFRODES.

Nosotras luego de hacer todo este ejercicio de documentación y darnos cuenta de la gravedad de la situación y del impacto del conflicto armado en la vida nuestra en el 2014 le exigimos al gobierno y directamente a la unidad de atención integral para las víctimas se incluyera a la COMADRDE de        AFRODES en el registro único de víctimas como un sujeto de reparación colectiva, eso lo hicimos desde el 2014 y después dos años de interlocución con el gobierno, porque ponían muchos obstáculos para incluirnos, en el 2017, el 8 de marzo nos entregan en un evento público la resolución que nos reconocen y nos incluyen como un sujeto de reparación colectiva, a la COMADRE de AFRODES, es el primer proceso a nivel nacional de comunidades negras con ese doble enfoque, étnico y de género.

Lo que buscamos con esta reparación es que ayude a resarcir los daños y afectaciones de que hemos sido víctimas las mujeres negras en el marco del conflicto armado y en este momento estamos en esa discusión, en esa lucha con la unidad de atención a las víctimas para que se construyan esas medidas de reparación colectiva, que aquí las luchas de nuestro país no son nada fácil, este es un país muy difícil para reconocer derechos y sobre todo si somos de un grupo étnico culturalmente diferenciado para este caso de comunidades negras.

Marcos
Claro, empezar a cambiar la ley para empezar a buscar estas reparaciones que pues son reparaciones a tragedias irreparables y que más que nada asegurar que no vuelva a pasar.

Algo que me da mucha curiosidad a mi porque pasa aquí en México y ha pasado muchísimo en el país donde yo nací, en Guatemala, es que se logra que el gobierno haga cambios a la ley para empezar a buscar estas reparaciones, pero luego es como que el gobierno no pone en marcha estas iniciativas, ¿Sientes que esto es algo que ha pasado también con ustedes allá en Colombia?

Luz
Si, si, digamos que esa es la gran preocupación que nos urge de manera permanente, la preocupación que vivimos de manera permanente porque Colombia es un país con un muy amplio marco normativo, normas que se han definido en favor de las víctimas, normas que se han definido en favor de las mujeres, normas que se han definido en favor de los pueblos étnicos indígenas y negras pero son normas que solamente se quedan en el papel, digamos que cuando la corte empieza a emitir esta serie de autos a las víctimas nos genera muchísimas expectativas que además la corte emite unos autos de manera diferencial para las mujeres emite el auto 092, para las comunidades negras emite el auto 005 que es ese auto en donde la corte le dice al gobierno – “Diseñe seis programas que ayuden a superar las brechas estructurales en las históricamente ha estado sumida el pueblo negro” –  para los indígenas también emite auto, para los niños, para los discapacitados y cuando empiezan a salir toda este serie de autos eso genera gran expectativa y esperanza en las comunidades víctimas del conflicto de este país pero los autos se quedaron solamente allí, enunciado más no se han implementado,

La ley 70 del ’93 tiene como 27 años y no ha sido implementada, es poco realmente lo que se ha implementado de esa Ley 70.

Marcos
¿Ya 27 años?

Luz
Exacto, digamos que uno de los más recientes logros de la población negra e indígena es que el acuerdo de paz que se dio entre las FARC y el gobierno en la Habana, Cuba donde se negoció digamos que a partir de toda la incidencia que empezamos a hacer los negros y los indígenas logramos que quedara incluido el capítulo étnico en el Acuerdo de Paz y digamos también que eso también generó muchas expectativas y mucha esperanza en nuestros pueblos y comunidades pero no ha pasado nada con el capítulo étnico, no ha habido ningún avance, así como no ha habido avance digamos con el acuerdo de paz en general, es muy triste y lamentable porque algunos gobernantes aquí les interesa la guerra porque la guerra es un negocio también en donde muchos sacan provechos y beneficios pero estamos los que nos ha tocado poner a los muertos , la población históricamente excluida, invisibilidad como ha sido el pueblo negro e indígena o los pueblos campesinos o las mujeres, entonces es muy lamentable. Aquí se editan leyes, para cada cosa hay una ley, pero no se implementan

Marcos
Siento que es lo mismo que pasa en todos lados no, que se queda en papel, en las leyes, pero pues tiene que haber un cambio estructural, un cambio que va más allá del papel.

¿Luz y estas familiarizada con el término gentrificación?

Luz
Pues fíjate que no tanto, encuentro pues que es como el cambio que se pueda dar en una comunidad marginada y que luego esta comunidad o estos barrios se transforman y pueden llegar a ser de un alto nivel de influencia y de comercialización, es más o menos lo que entendí de la gentrificación

Marcos
Si así es, pues es algo que es un gran problema, que han estado habiendo muchas conversaciones allá en Estados Unidos pues que llegan estos grandes ricos capitalistas para… a barrios que les parecen chéveres, que les parecen cool y pues lo que pasa es que con esto las rentas de todo barrio empiezan a subir, la gente empieza a ser desplazada y pues sí, la gente que ha vivido allí por muchísimos años tiene que buscar otro lugar donde vivir.

¿Podrías platicarnos un poco de los paralelos entre la gentrificación y el desplazamiento de tu gente del pueblo afrocolombiano?

Luz
Si, bueno son las mismas dinámicas efectivamente, mucho de los desplazamientos de nuestras comunidades han obedecido a intereses económicos de los poderosos, de los que lideran el mundo y dentro de esos están pues muchas multinacionales, transnacionales que llegan a los territorios nuestros con, o la idea que le venden a la gente es que es para generar desarrollo en nuestros territorios pero hemos visto que el impacto ha sido lo contrario, han generado muchos desastres, desplazamiento, asesinatos, bueno muchas violaciones de derechos humanos, pero también en algunos territorios nuestros, digamos porque ellos ya han hecho estos estudios previos, se dan cuenta que geográficamente estamos muy bien ubicados, muy estratégicos para el desarrollo de megaproyectos y empiezan a obligar a la gente a que se desplace diciendo que son zonas de alto riesgo, es la manera que muchas veces sacan a la gente, diciendo que las personas no pueden estar allí en esa comunidad porque es zona de alto riesgo, territorios que están propensos a declive o a terremotos, deslizamientos o bueno, cualquier tipo de desastres naturales y eso obliga a que la gente se desplace pero en poco tiempo vemos que en donde le habían dicho a las comunidades que era de alto riesgo de donde la gente se desplazó construyeron grandes cadenas de hoteles o construyeron otros tipos de mega proyectos y digamos que también como algunos grupos operan en favor de estas empresas que quieren montar sus megaproyectos, entonces el papel de estos grupos es también sembrar el terror para que la gente se sienta obligada a salir y en esa medida entonces el territorio se queda desocupado por la gente que históricamente la ha habitado y luego vemos megaproyectos en los territorios. Pueden ser dinámicas distintas pero el objetivo es el mismo

Marcos
Claro si, pues al fin y al cabo es lo mismo que pasa no y bueno Luz otra cosa que trabaja AFRODES es la preservación cultural, tengo curiosidad de saber ¿Qué puede hacer una comunidad para preservar su cultura?

Luz
Digamos que este ha sido uno de los mayores efectos o afectaciones del conflicto armado en las comunidades negras y es la pérdida de la cultura que tenemos al vivir el desarraigo de nuestros territorios, porque en las ciudades donde llegamos no encontramos un espacio donde recrear esa cultura, esas prácticas, esos usos, esas costumbres, de ahí que parte de la cultura se pierde pero también las organizaciones como AFRODES y otras organizaciones venimos haciendo el esfuerzo para esas prácticas culturales no se pierdan porque en parte de los desafíos nuestros es poder regresar algún día a nuestros territorios, entonces nos toca pues reinventarnos también en las ciudades para ver como mantenemos esos lazos de solidaridad, de hermandad y en esa medida preservar la cultura, de ahí que lo primero que pasa es que los afros tratamos de ubicarnos en los mismos lugares, en las ciudades, puedes encontrar en Ciudad Bolívar localidades en Bogotá por ejemplo Ciudad Bolívar, Usme, Kennedy, Rafael Uribe en Suba con una alta presencia de población afrocolombiana y es la manera a veces de nosotras de mantener esos lazos de hermanamiento en solidaridad y de hermandad de mantener viva nuestras prácticas culturales.

Básicamente nosotras venimos en un proceso de reconfiguración de territorios en las ciudades donde llegamos que lo hacemos a través de esas prácticas culturales ancestrales, entonces de ahí que algunas veces esas prácticas que se pierden y que para nosotros es muy complicado es todo el tema de la espiritualidad por ejemplo el tema como enterramos a nuestros muertos porque en nuestros territorios cuando muere alguna persona pues se hace el velorio que es llevarlo a una casa y ahí se reúne toda la comunidad a cantar, a rezar, a compartir, algunos juegan, se come pan, café y eso es toda la noche hasta el otro día que se lleva a la iglesia y de ahí sale para el cementerio, en las ciudades no es así, en las ciudades los muertos pues se les lleva a una funeraria donde solamente tienen derecho pues a estar solo tres o cuatro horas velándolo y de ahí todo el mundo se va para s casa y el muerto se queda solo en la funeraria, parte de lo que tratamos de rescatar en las comunidades es eso, cómo cuando alguien se nos muere poderle hacer su cristiana sepultura de acuerdo a nuestras prácticas y saberes ancestrales, pero también tratamos de rescatar un poco algunas danzas con algunos contenidos políticos y en esa medida pues hemos organizado grupos de danza de jóvenes, de niños, la medicina ancestral también es parte de lo que tratamos de rescatar en las ciudades y en esa medida se han formado unos quilombos.

Los quilombos fueron como los primeros asentamientos que crearon nuestros ancestros cuando se abolió la esclavitud, entonces ahora estamos tratando de rescatar esos quilombos, pero para dar atención a nuestras comunidades en las ciudades con respecto a la medicina ancestral, el tema de la partería también es otra cosa que estamos tratando de rescatar en las ciudades y es cómo las mismas mujeres ayudan a traer esos hijos al mundo cuando las mujeres embarazadas pues van a tener sus bebés porque en nuestras tierras muchas mujeres cuando iban a parir no tenían que ir a hospital, sino que había unas parteras, comadronas que eran quienes les ayudaban a traer su hijo al mundo y eso hoy estamos tratando de rescatarlo en las ciudades, cómo las mismas mujeres parteras hacen acompañamiento a las mujeres embarazadas para traer su hijo al mundo y hoy con la pandemia pues nos vemos mucho más obligados a rescatar estas prácticas culturales pues por la falta de atención que tenemos en este momento en salud pero también por las precariedades económicas en las que está viviendo nuestra población.

Marcos
Luz pues nos estamos quedando sin tiempo para ir cerrando quiero compartir una frase de Nidia Góngora, una cantante afrocolombiana que ayer me puse a escuchar y de verdad me gustó muchísimo y pues ella dice –“Es necesario recuperar el vínculo con nuestro territorio, con nuestros saberes, con nuestra vida, con nuestra raíz, recuperar la espiritualidad y la sensibilidad de esta manera conservaremos nuestra cultura”– y pues esta frase me parece muy relevante no, a lo que me platicas sobe la importancia de conservar la cultura afrocolombiana.

Luz
De hecho yo escribí una obra de teatro porque digamos que yo vengo como escribiendo obras de teatro, una manera de sensibilizar a la sociedad colombiana frente al impacto del conflicto armado en la población negra buscando también esa solidaridad del pueblo colombiano para con nuestra comunidades, la última obra de teatro que la escribí, la escribí ahora que estamos encerrados en casa por la pandemia y es tratando de rescatar todas esas prácticas culturales, entonces por eso escribí un poco esta obra que la idea es ponerla en el escenario cuando salgamos de todo esto de la pandemia y que podamos salir a la calle pero si es una gran preocupación poder rescatar digamos todas esas prácticas culturales ancestrales porque es lo que nos va a mantener vivos como pueblo.

Marcos
Claro, ay que buenísimo que estas escribiendo esta obra, de verdad me gustaría mucho, bueno si… ya cuando esté hecha y si algún día la llegan a poner en línea me encantaría que la compartieras con nosotros para poderla difundir también, nos gustaría muchísimo verla

Luz
Ok si porque el arte ayuda a transformar imaginarios, el arte sensibiliza, el arte ayuda a generar solidaridad, el arte nos permite acercarnos más a las personas, que las personas a través de esa actuación se den cuenta qué es esa realidad, la vivan y la sientan, entonces es lo que venimos haciendo también.

Marcos
Que buenísima forma de difundir todo este trabajo para que no se quede solo escrito, que bueno que estén haciendo todo este trabajo.

Pues Luz nos estamos quedando sin tiempo, de verdad muchísimas gracias por platicar con nosotros en el podcast de la zona radical si quieren aprender más del trabajo de Luz pueden visitar www.afrodescolombia.org y recuerden que la conversación no ha terminado así que por favor únanse a nosotros a nuestra próxima plática en la zona radical. Gracias Luz.

Luz:
Bueno Marcos, muchísimas gracias Marcos y al centro Arcus de Kalamazoo por permitirnos digamos poner en la palestra pública estas situaciones de violaciones de derechos humanos, las que históricamente hemos tenido que vivir, pero también conocer de esas apuestas políticas para tratar de menguar todas esas violaciones de racismo y discriminación racial, violaciones de derechos humanos de las que es víctima el pueblo negro, en Colombia especialmente las mujeres negras.

Muchas gracias por ayudarnos a difundir toda esta problemática y que esta problemática no se quede solamente con nosotros.

Bueno Marcos, gracias a ti y gracias a todos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *